Login 
Seguime en  Twitter de Jesús Maria Silveyra Facebook de Jesús María Silveyra

14/09/2016.  La señal que inspiró a la Madre Teresa

17/12/2015.  Tiempo de Navidad

16/12/2015.  Maestra del Perdón

08/12/2015.  Tiempo de Misericordia

17/10/2015.  Voto contra la droga

02/10/2015.  Las Cruces de América Latina

11/08/2015.  Salir de la pobreza

31/05/2015.  El Jubileo de la Misericordia

03/04/2015.  La catequesis de la cruz

23/03/2015.  Tiempo de pasión, muerte y resurrección

13/01/2015.  La tragedia de París. ¡Esto no puede ser de Dios!

11/01/2015.  La violencia propagada en nombre de la fe

25/12/2014.  Renovar el corazón

28/11/2014.  El drama de los cristianos perseguidos y las inconcebibles "leyes de blasfemia".

31/10/2014.  El Sínodo de la Familia y los "beneficios del amor"

12/10/2014.  Diálogo con el Islam

30/09/2014.  Promover el Evangelio y no el consumo de narcóticos

18/08/2014.  Sentirse "Nazareno"

27/07/2014.  ¿Cómo viven los cristianos en Siria e Irak?

27/05/2014.  La invitación de Francisco de ir a la periferia

20/04/2014.  San Juan Pablo II

27/03/2014.  El misterio de la Misericordia

17/01/2014.  ¿Cristianos Derrotados?

08/11/2013.  Combatir el narcotráfico es defender la libertad

02/08/2013.  El mensaje de Francisco: entre la transgresión y el lío, una gran diferencia.

11/06/2013.  El pecado de la corrupción

15/04/2013.  El peligroso avance sobre la Justicia

15/03/2013.  Un gran signo de esperanza

02/03/2013.  La necesidad de concordar en una sociedad polarizada

24/12/2012.  En esta Navidad, Belén está cerca.

19/11/2012.  Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe

10/10/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

04/10/2012.  El aborto no punible, el rosario, la kipá y una expresión lamentable.

14/08/2012.  La "copaternidad" igualitaria y los futuros problemas de identidad.

04/07/2012.  Entre luces y sombras, Cristo sigue iluminando a la Iglesia.

13/06/2012.  La crisis de Occidente y la familia

20/04/2012.  El Servicio Voluntario, la mejor defensa del consumidor.

06/04/2012.  Las negaciones de Pedro

20/03/2012.  En caso de duda, a favor de la muerte

14/03/2012.  Los mártires del siglo XXI

09/03/2012.  ¡Justicia!¡Justicia!

07/03/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

28/02/2012.  La droga del cautiverio

27/02/2012.  Teresa de Calcuta: Dios tiene sed del hombre.

27/12/2011.  Un gran desafío en la Argentina: Trabajar por la unidad y el diálogo

24/12/2011.  El recuerdo de Belén

21/12/2011.  Una enciclopedia digital que despierta sospechas

17/11/2011.  ¿De qué rumbo hablan?

02/11/2011.  Apostar por la Vida

30/10/2011.  La Odisea de la Vida

14/10/2011.  ¿Billetera mata Valores?

19/09/2011.  El eclipse de Dios

01/09/2011.  Retirarse. Una oportunidad para volver a conectarse con lo trascendente.

02/07/2011.  Tiempos de impunidad

01/07/2011.  De dioses y de hombres

30/04/2011.  Apóstol de la misericordia

30/04/2011.  Un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad

29/04/2011.  Un testimonio de Misericordia

24/04/2011.  Diálogo en el Gólgota

13/04/2011.  "¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.

10/04/2011.  El tesoro de la Madre Teresa

18/03/2011.  El caso de Asia Bibi

01/03/2011.  El contagio de la libertad

25/12/2010.  El pesebre de Belén

15/12/2010.  Sin política inmigratoria

23/11/2010.  Las mentiras del ministro

23/11/2010.  No repetir errores

02/11/2010.  La capilla ardiente y las profecías

31/08/2010.  El Arca: un signo de esperanza

26/08/2010.  Homenaje a Santiago de Liniers a 200 años de su fusilamiengto

02/08/2010.  El derecho a creer (versión completa)

29/06/2010.  Por qué ir a la marcha del 13 de julio

09/06/2010.  Los mártires de Argelia siguen conmoviendo

16/05/2010.  El derecho a creer (*)

06/05/2010.  Carta abierta a los Senadores

18/04/2010.  ¿Qué país queremos?

29/03/2010.  Vía Crucis

07/02/2010.  El "cirKo" nacional

23/12/2009.  La Declaración de Manhattan

16/12/2009.  El secreto de la Madre Teresa: el llamado de Dios para dedicarse a los pobres

26/11/2009.  "La macetita"

12/11/2009.  Matrimonio entre homosexuales

24/09/2009.  Salir de la pobreza

03/09/2009.  RSE y contenidos de la televisión

18/08/2009.  Votar de otra forma

28/07/2009.  Indeclandia

28/07/2009.  Hacia el voto cibernético

24/06/2009.  A la hora de votar

16/06/2009.  El corazón de la política

15/04/2009.  Hacia un cambio sistémico.

05/03/2009.  El fantasma del fraude.

14/01/2009.  El COMFER sin respuestas

31/12/2008.  Entre la mentira y la verdad

17/12/2008.  Por amor a la vida

26/11/2008.  La hora republicana

08/10/2008.  La Argentina de la esperanza

10/09/2008.  La fuerza de la fe en María

28/07/2008.  Hacia el voto cibernético

11/06/2008.  La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento

14/05/2008.  San Pedro y el fin de un antiguo enigma

31/03/2008.  La violencia engendra más violencia

13/12/2007.  Por el camino del reencuentro

03/01/2007.  Apóstol de Misericordia

01/12/2006.  Dos momentos para la esperanza

30/11/2006.  AICA estubo en la casa de María

10/10/2006.  La hora de la dignidad republicana

24/09/2006.  El escándalo de la pobreza

06/04/2006.  Otro mártir

14/03/2006.  Un viaje a la esperanza

15/03/2005.  Las caras de la libertad

07/01/2005.  Distintos Gemidos

25/12/2004.  Tiempo de Navidad

16/07/2004.  Obligados a crear empleo

06/06/2004.  Asistencialismo versus Promoción

16/03/2004.  Recuerdos del colegio

05/11/2002.  Es momento de Reaccionar

01/10/2002.  Mensajero de la misericordia

11/06/2000.  Tiempo de diálogo entre padres e hijos

Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe
19/11/2012 - Valores Religiosos
 
 

 

            El pasado 11 de Octubre, ha comenzado para la Iglesia Católica, el llamado “Año de la fe”, convocado por el Papa Benedicto XVI, con el objeto de reflexionar sobre la misma. En el mundo de hoy, pareciera que este llamado no tiene mucho sentido, porque el hombre está perdiendo no sólo la fe, sino el propio “credo” en un Dios que está por encima del hombre. Es así como el número de “creyentes” (sobre todo en Occidente) pareciera en franco retroceso, al tiempo que la fe en un Dios Todopoderoso, creador de todas las cosas, que envió a su Hijo para salvar y redimir a la humanidad del pecado y de la muerte (visión cristiana), ha sido reemplazada por la fe en la ciencia y la tecnología, en la razón  o, simplemente, en la propia existencia humana, matizada por la fe en un equipo deportivo, un conjunto de rock, un producto de consumo masivo, una empresa o, en el eterno “don dinero”. Pese a ello, la Iglesia continúa hablando de la necesidad de esta “nueva evangelización” ya que la búsqueda y el deseo de Dios están inscritos en la naturaleza del hombre y en algún momento se producirá el encuentro, merced a la acción de la gracia divina y la apertura del corazón del ser humano.

            Hace unos días tuve la fortuna de poder entrevistar para “Valores Religiosos” al padre Raniero Cantalamessa, predicador de los Papas desde el año 1980, para quien, son tres los desafíos que atraviesa la fe en este mundo post-moderno y, por ende, que debe enfrentar la Iglesia en el proceso de renovación espiritual y re-evangelización: el cientificismo, el secularismo y el racionalismo. Quisiera detenerme en un aspecto del segundo, esto es, del secularismo. El padre Raniero señaló que una de las características más importantes del secularismo (entendido como el intento de separar a Dios y a la religión de la vida cotidiana o, si se quiere, de eliminar el sentido trascendente de la existencia humana), se ve reflejada en la pérdida de la fe en la vida eterna. Por ende, en una visión exacerbada de la muerte que lleva al hombre a querer vivir eternamente en este mundo, a no preguntarse sobre la escatología o al aferrarse a ideas que le permitan dilatar o postergar las respuestas. En una palabra, al no plantearse el tema de la muerte, no se plantea el de la vida después de la muerte.

            Es interesante observar que tanto en el llamado “Credo de Nicea” (“…espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro”), como en el “Credo de los Apóstoles” (“…creo en la resurrección de  la carne y la vida eterna”), se termina de hacer la profesión de fe, con esta afirmación de creencia en la resurrección y en la vida eterna. Por lo tanto, el hombre que no cree en esto, tampoco puede hacer una profesión de fe en ello. A veces pienso que esta falta de fe, también se deriva de una visión demasiado rigorista de la Justicia Divina, que las viejas generaciones hemos adquirido en la infancia y tal vez trasladamos inconscientemente a las generaciones más jóvenes. Es claro que para heredar la vida eterna, hay que ser merecedor de la salvación y para ello, sigue siendo absolutamente necesario plantearse el Juicio final, la naturaleza de las acciones, el sentido del mérito y, en definitiva, la existencia del mal y el pecado. Pero ello no debe apartarnos de la visión más redentorista de la Justicia Divina, donde la Misericordia se convierte en el atributo más grande de Dios.

Benedicto XVI,  en la Carta Apostólica “Porta Fidei” con la que convocó a vivir este “Año de la fe” nos abre una puerta de luz para renovar nuestra fe y la de todos nuestros hermanos. Fe que a mi modesto entender debe iluminarse en la promesa de salvación y en la esperanza en un vida nueva y eterna, confiados en llegar al abrazo definitivo con nuestro Padre celestial, cuando podamos “verlo” cara a cara. Creo que sin esperanza, sin esa fe en lo que está por venir, el hombre pierde la perspectiva de lo trascendente y, consecuentemente, se “desliga” (lo contrario al “religarse”) de lo que proviene de lo alto, se horizontaliza en su humanidad, en su humus, y cae preso en el laberinto de ese cientificismo, racionalismo y secularismo, que no le aportan respuestas trascendentales y lo alejan de la caridad.

“La puerta de la fe, que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros…”, señala Benedicto XVI al comienzo de la mencionada Carta Apostólica. Quiera Dios que en este “Año de la fe”, quienes han perdido la fe se dejen plasmar por la gracia que transforma y que siempre está llamando a la puerta, partiendo de la búsqueda que, como dice le Papa en la mencionada Carta: “es un auténtico preámbulo de la fe, porque lleva a las personas por el camino que conduce al misterio de Dios”.