Login 
Seguime en  Twitter de Jesús Maria Silveyra Facebook de Jesús María Silveyra

14/09/2016.  La señal que inspiró a la Madre Teresa

17/12/2015.  Tiempo de Navidad

16/12/2015.  Maestra del Perdón

08/12/2015.  Tiempo de Misericordia

17/10/2015.  Voto contra la droga

02/10/2015.  Las Cruces de América Latina

11/08/2015.  Salir de la pobreza

31/05/2015.  El Jubileo de la Misericordia

03/04/2015.  La catequesis de la cruz

23/03/2015.  Tiempo de pasión, muerte y resurrección

13/01/2015.  La tragedia de París. ¡Esto no puede ser de Dios!

11/01/2015.  La violencia propagada en nombre de la fe

25/12/2014.  Renovar el corazón

28/11/2014.  El drama de los cristianos perseguidos y las inconcebibles "leyes de blasfemia".

31/10/2014.  El Sínodo de la Familia y los "beneficios del amor"

12/10/2014.  Diálogo con el Islam

30/09/2014.  Promover el Evangelio y no el consumo de narcóticos

18/08/2014.  Sentirse "Nazareno"

27/07/2014.  ¿Cómo viven los cristianos en Siria e Irak?

27/05/2014.  La invitación de Francisco de ir a la periferia

20/04/2014.  San Juan Pablo II

27/03/2014.  El misterio de la Misericordia

17/01/2014.  ¿Cristianos Derrotados?

08/11/2013.  Combatir el narcotráfico es defender la libertad

02/08/2013.  El mensaje de Francisco: entre la transgresión y el lío, una gran diferencia.

11/06/2013.  El pecado de la corrupción

15/04/2013.  El peligroso avance sobre la Justicia

15/03/2013.  Un gran signo de esperanza

02/03/2013.  La necesidad de concordar en una sociedad polarizada

24/12/2012.  En esta Navidad, Belén está cerca.

19/11/2012.  Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe

10/10/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

04/10/2012.  El aborto no punible, el rosario, la kipá y una expresión lamentable.

14/08/2012.  La "copaternidad" igualitaria y los futuros problemas de identidad.

04/07/2012.  Entre luces y sombras, Cristo sigue iluminando a la Iglesia.

13/06/2012.  La crisis de Occidente y la familia

20/04/2012.  El Servicio Voluntario, la mejor defensa del consumidor.

06/04/2012.  Las negaciones de Pedro

20/03/2012.  En caso de duda, a favor de la muerte

14/03/2012.  Los mártires del siglo XXI

09/03/2012.  ¡Justicia!¡Justicia!

07/03/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

28/02/2012.  La droga del cautiverio

27/02/2012.  Teresa de Calcuta: Dios tiene sed del hombre.

27/12/2011.  Un gran desafío en la Argentina: Trabajar por la unidad y el diálogo

24/12/2011.  El recuerdo de Belén

21/12/2011.  Una enciclopedia digital que despierta sospechas

17/11/2011.  ¿De qué rumbo hablan?

02/11/2011.  Apostar por la Vida

30/10/2011.  La Odisea de la Vida

14/10/2011.  ¿Billetera mata Valores?

19/09/2011.  El eclipse de Dios

01/09/2011.  Retirarse. Una oportunidad para volver a conectarse con lo trascendente.

02/07/2011.  Tiempos de impunidad

01/07/2011.  De dioses y de hombres

30/04/2011.  Apóstol de la misericordia

30/04/2011.  Un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad

29/04/2011.  Un testimonio de Misericordia

24/04/2011.  Diálogo en el Gólgota

13/04/2011.  "¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.

10/04/2011.  El tesoro de la Madre Teresa

18/03/2011.  El caso de Asia Bibi

01/03/2011.  El contagio de la libertad

25/12/2010.  El pesebre de Belén

15/12/2010.  Sin política inmigratoria

23/11/2010.  Las mentiras del ministro

23/11/2010.  No repetir errores

02/11/2010.  La capilla ardiente y las profecías

31/08/2010.  El Arca: un signo de esperanza

26/08/2010.  Homenaje a Santiago de Liniers a 200 años de su fusilamiengto

02/08/2010.  El derecho a creer (versión completa)

29/06/2010.  Por qué ir a la marcha del 13 de julio

09/06/2010.  Los mártires de Argelia siguen conmoviendo

16/05/2010.  El derecho a creer (*)

06/05/2010.  Carta abierta a los Senadores

18/04/2010.  ¿Qué país queremos?

29/03/2010.  Vía Crucis

07/02/2010.  El "cirKo" nacional

23/12/2009.  La Declaración de Manhattan

16/12/2009.  El secreto de la Madre Teresa: el llamado de Dios para dedicarse a los pobres

26/11/2009.  "La macetita"

12/11/2009.  Matrimonio entre homosexuales

24/09/2009.  Salir de la pobreza

03/09/2009.  RSE y contenidos de la televisión

18/08/2009.  Votar de otra forma

28/07/2009.  Indeclandia

28/07/2009.  Hacia el voto cibernético

24/06/2009.  A la hora de votar

16/06/2009.  El corazón de la política

15/04/2009.  Hacia un cambio sistémico.

05/03/2009.  El fantasma del fraude.

14/01/2009.  El COMFER sin respuestas

31/12/2008.  Entre la mentira y la verdad

17/12/2008.  Por amor a la vida

26/11/2008.  La hora republicana

08/10/2008.  La Argentina de la esperanza

10/09/2008.  La fuerza de la fe en María

28/07/2008.  Hacia el voto cibernético

11/06/2008.  La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento

14/05/2008.  San Pedro y el fin de un antiguo enigma

31/03/2008.  La violencia engendra más violencia

13/12/2007.  Por el camino del reencuentro

03/01/2007.  Apóstol de Misericordia

01/12/2006.  Dos momentos para la esperanza

30/11/2006.  AICA estubo en la casa de María

10/10/2006.  La hora de la dignidad republicana

24/09/2006.  El escándalo de la pobreza

06/04/2006.  Otro mártir

14/03/2006.  Un viaje a la esperanza

15/03/2005.  Las caras de la libertad

07/01/2005.  Distintos Gemidos

25/12/2004.  Tiempo de Navidad

16/07/2004.  Obligados a crear empleo

06/06/2004.  Asistencialismo versus Promoción

16/03/2004.  Recuerdos del colegio

05/11/2002.  Es momento de Reaccionar

01/10/2002.  Mensajero de la misericordia

11/06/2000.  Tiempo de diálogo entre padres e hijos

Las caras de la libertad
15/03/2005 - Revista Ex Alumnos del Champagnat
 
 

Me han pedido que escriba algo para la revista de los ex Alumnos del Champagnat. Pregunté sobre qué. Me contestaron que tenía libertad mientras el artículo no superara cierto tamaño. Dada la respuesta, pensé: por qué no escribir algo, precisamente, sobre la libertad.

De chico aprendí en la catequesis familiar y escolar que lo que le daba sentido a nuestra existencia y nos hacía personas, era el libre albedrío con el que Dios había concebido la Creación. Libre albedrío que nos permitía optar entre el bien y el mal. Es decir, la libertad entendida como opción de hacer o no hacer.
Más tarde, me explicaron en casa y en las clases de educación cívica de que mi libertad terminaba donde empezaba la del vecino y que debía respetar esta regla para que fuera posible la convivencia; luego, me hablaron de las libertades cívicas que consagraba nuestra Constitución nacional entre las que, lamentablemente, no se incluía el sufragio libre.

Posteriormente, en los revolucionados claustros universitarios de los setenta, me dijeron
que el liberalismo era una corriente del pensamiento económico injusto y que solamente el totalitarismo del Estado podía librar a las naciones de su dependencia y transformar al hombre. Incluso, en esos tiempos, oí que Cristo había venido a liberarnos mediante la revolución armada para instalar su Reino aquí en la tierra y no, como se creía hasta entonces, a través de la verdad.

Entre medio, escuché decir que hacer tal o cual cosa, cuando iba en contra de la moral y las buenas costumbres, era caer en el libertinaje.

Pero lo cierto es que, desde mis años mozos, cuando la poesía comenzó a hacer de las suyas en mi corazón y la rebeldía propia de la juventud asomó su rostro, asocié la libertad con el vuelo de los pájaros, el galope del caballo o las velas tendidas al viento de las embarcaciones, como si aquellas imágenes representaran la ruptura con las estructuras familiares y sociales, para optar por otro fenómeno de la época que definía la libertad como: "peace and love". Volar. Correr. Navegar. Salir. Irse. Fugarse. Escapar de la celda interior en busca de respuestas...

Con el correr de la vida las ideas fueron cambiando: supe que los barcos atracaban en los puertos para reaprovisionarse, que los caballos se detenían a procrear y que las aves hacían nido para empollar sus crías; aprendí que a los hijos había que darles libertad pero dentro de ciertos límites; que los padres debíamos asumir una libertad o paternidad responsable; que en la sociedad el orden no podía establecerse a costa de conculcar derechos y libertades, pero que el caos también terminaba arrasando con todas ellas; que la libertad económica era vital para darle cabida a la creatividad, pero que era necesario encuadrar a los monopolios dentro de ciertas reglas; que para andar en verdad era necesaria una cierta dosis de humildad, despojo y coraje.

Hoy, ya pasados los cincuenta, distingo, sobre todo, dos caras de la libertad.
Por un lado, el amor, que es la sublimación de la misma, por el otro, el odio, que es su pauperización.
Amor, que transforma la libertad en liberación; odio, que la condena a lo que llamo libertismo. Amor, que devuelve al hombre al punto donde el albedrío se funde con el acto creador y uno se vuelve imagen de Dios. Amor, que entonces no necesita huir, ni esconderse, sino que se muestra orgulloso de intentar el compromiso, la entrega, el compartir, el darse al otro para que el otro sea, el donarse por un bien mayor.

Odio, que traducido de diversas formas en rencor, resentimiento, desprecio por la vida y por la muerte, violación de la naturaleza, laceración de la familia nuclear, intento de clonación del espíritu y tantos ejemplos que podrían citarse, sacude con terror la libertad y la convierte en libertismo, donde el ismo se vuelve un extremo y no une a la humanidad como el istmo, sino que la separa en el delirio de la falsa libertad.

Libertad que entonces queda mutilada y condenada a transitar por los caminos racionales y escépticos, donde el ave vuela únicamente hacia el punto del horizonte que le marca el hombre, el caballo cuando se detiene no se aparea por temor a trascender en más vida y las velas permanecen arriadas mientras la embarcación gira como un trompo sobre el vacío interior.

Lo que más lamento de todo, es que a veces el libertismo confunde a muchos y les hace suponer que en ese extremo se está mejor y que el hombre es más libre aunque deje de lado el amor.