Login 
Seguime en  Twitter de Jesús Maria Silveyra Facebook de Jesús María Silveyra

14/09/2016.  La señal que inspiró a la Madre Teresa

17/12/2015.  Tiempo de Navidad

16/12/2015.  Maestra del Perdón

08/12/2015.  Tiempo de Misericordia

17/10/2015.  Voto contra la droga

02/10/2015.  Las Cruces de América Latina

11/08/2015.  Salir de la pobreza

31/05/2015.  El Jubileo de la Misericordia

03/04/2015.  La catequesis de la cruz

23/03/2015.  Tiempo de pasión, muerte y resurrección

13/01/2015.  La tragedia de París. ¡Esto no puede ser de Dios!

11/01/2015.  La violencia propagada en nombre de la fe

25/12/2014.  Renovar el corazón

28/11/2014.  El drama de los cristianos perseguidos y las inconcebibles "leyes de blasfemia".

31/10/2014.  El Sínodo de la Familia y los "beneficios del amor"

12/10/2014.  Diálogo con el Islam

30/09/2014.  Promover el Evangelio y no el consumo de narcóticos

18/08/2014.  Sentirse "Nazareno"

27/07/2014.  ¿Cómo viven los cristianos en Siria e Irak?

27/05/2014.  La invitación de Francisco de ir a la periferia

20/04/2014.  San Juan Pablo II

27/03/2014.  El misterio de la Misericordia

17/01/2014.  ¿Cristianos Derrotados?

08/11/2013.  Combatir el narcotráfico es defender la libertad

02/08/2013.  El mensaje de Francisco: entre la transgresión y el lío, una gran diferencia.

11/06/2013.  El pecado de la corrupción

15/04/2013.  El peligroso avance sobre la Justicia

15/03/2013.  Un gran signo de esperanza

02/03/2013.  La necesidad de concordar en una sociedad polarizada

24/12/2012.  En esta Navidad, Belén está cerca.

19/11/2012.  Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe

10/10/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

04/10/2012.  El aborto no punible, el rosario, la kipá y una expresión lamentable.

14/08/2012.  La "copaternidad" igualitaria y los futuros problemas de identidad.

04/07/2012.  Entre luces y sombras, Cristo sigue iluminando a la Iglesia.

13/06/2012.  La crisis de Occidente y la familia

20/04/2012.  El Servicio Voluntario, la mejor defensa del consumidor.

06/04/2012.  Las negaciones de Pedro

20/03/2012.  En caso de duda, a favor de la muerte

14/03/2012.  Los mártires del siglo XXI

09/03/2012.  ¡Justicia!¡Justicia!

07/03/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

28/02/2012.  La droga del cautiverio

27/02/2012.  Teresa de Calcuta: Dios tiene sed del hombre.

27/12/2011.  Un gran desafío en la Argentina: Trabajar por la unidad y el diálogo

24/12/2011.  El recuerdo de Belén

21/12/2011.  Una enciclopedia digital que despierta sospechas

17/11/2011.  ¿De qué rumbo hablan?

02/11/2011.  Apostar por la Vida

30/10/2011.  La Odisea de la Vida

14/10/2011.  ¿Billetera mata Valores?

19/09/2011.  El eclipse de Dios

01/09/2011.  Retirarse. Una oportunidad para volver a conectarse con lo trascendente.

02/07/2011.  Tiempos de impunidad

01/07/2011.  De dioses y de hombres

30/04/2011.  Apóstol de la misericordia

30/04/2011.  Un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad

29/04/2011.  Un testimonio de Misericordia

24/04/2011.  Diálogo en el Gólgota

13/04/2011.  "¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.

10/04/2011.  El tesoro de la Madre Teresa

18/03/2011.  El caso de Asia Bibi

01/03/2011.  El contagio de la libertad

25/12/2010.  El pesebre de Belén

15/12/2010.  Sin política inmigratoria

23/11/2010.  Las mentiras del ministro

23/11/2010.  No repetir errores

02/11/2010.  La capilla ardiente y las profecías

31/08/2010.  El Arca: un signo de esperanza

26/08/2010.  Homenaje a Santiago de Liniers a 200 años de su fusilamiengto

02/08/2010.  El derecho a creer (versión completa)

29/06/2010.  Por qué ir a la marcha del 13 de julio

09/06/2010.  Los mártires de Argelia siguen conmoviendo

16/05/2010.  El derecho a creer (*)

06/05/2010.  Carta abierta a los Senadores

18/04/2010.  ¿Qué país queremos?

29/03/2010.  Vía Crucis

07/02/2010.  El "cirKo" nacional

23/12/2009.  La Declaración de Manhattan

16/12/2009.  El secreto de la Madre Teresa: el llamado de Dios para dedicarse a los pobres

26/11/2009.  "La macetita"

12/11/2009.  Matrimonio entre homosexuales

24/09/2009.  Salir de la pobreza

03/09/2009.  RSE y contenidos de la televisión

18/08/2009.  Votar de otra forma

28/07/2009.  Indeclandia

28/07/2009.  Hacia el voto cibernético

24/06/2009.  A la hora de votar

16/06/2009.  El corazón de la política

15/04/2009.  Hacia un cambio sistémico.

05/03/2009.  El fantasma del fraude.

14/01/2009.  El COMFER sin respuestas

31/12/2008.  Entre la mentira y la verdad

17/12/2008.  Por amor a la vida

26/11/2008.  La hora republicana

08/10/2008.  La Argentina de la esperanza

10/09/2008.  La fuerza de la fe en María

28/07/2008.  Hacia el voto cibernético

11/06/2008.  La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento

14/05/2008.  San Pedro y el fin de un antiguo enigma

31/03/2008.  La violencia engendra más violencia

13/12/2007.  Por el camino del reencuentro

03/01/2007.  Apóstol de Misericordia

01/12/2006.  Dos momentos para la esperanza

30/11/2006.  AICA estubo en la casa de María

10/10/2006.  La hora de la dignidad republicana

24/09/2006.  El escándalo de la pobreza

06/04/2006.  Otro mártir

14/03/2006.  Un viaje a la esperanza

15/03/2005.  Las caras de la libertad

07/01/2005.  Distintos Gemidos

25/12/2004.  Tiempo de Navidad

16/07/2004.  Obligados a crear empleo

06/06/2004.  Asistencialismo versus Promoción

16/03/2004.  Recuerdos del colegio

05/11/2002.  Es momento de Reaccionar

01/10/2002.  Mensajero de la misericordia

11/06/2000.  Tiempo de diálogo entre padres e hijos

"¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.
13/04/2011 - Valores Religiosos - Clarín
 
 

          En una oportunidad, cuando los discípulos estaban en la barca en medio del lago de Genesaret, se levantó una gran tempestad. Jesucristo dormía en la popa. Lo despertaron increpándolo, porque parecía que no le importaba que todos murieran ahogados. Él se levantó, calmó la tempestad y les preguntó: “¿Por qué tienen miedo? ¿Por qué no tienen fe?” En ese mismo lago, tiempo después, se les apareció una noche caminando sobre las aguas. Ellos creyeron que se trataba de un fantasma y comenzaron a gritar asustados. Entonces, él les dijo a la distancia: “Tranquilícense. No tengan miedo. Soy yo”. Y le mandó a Pedro ir hacia él. Cuando Pedro confió, caminó sobre las aguas. En cuanto dudó y tuvo miedo, comenzó a hundirse.

            El domingo 1 de mayo, además de celebrarse la fiesta de san José Obrero y de la “Divina Misericordia” (por ser el primer domingo después de la Pascua), será beatificado en el Vaticano el querido Juan Pablo II, “el Grande”, como muchos lo han dado en llamar. Es de esperar que no transcurran muchos años para que sea finalmente santificado, cumpliendo así con el sensus fidei de la multitud que durante sus funerales gritó en la plaza de San Pedro: “¡Santo ya!”

            Cuando el 22 de octubre de 1978, Juan Pablo II asumió formalmente como nuevo Pontífice, sus primeras palabras durante la homilía de la misa de asunción fueron:  “¡No tengan miedo de recibir a Cristo!”. “¡No tengan miedo! ¡Ábranle las puertas a Cristo! Cristo sabe lo que hay dentro del hombre. Sólo él lo sabe”.

            No soy quién para opinar sobre los motivos que tuvo para elegir aquellas palabras, pero me animo a tratar de intuir algún paralelismo entre las palabras del Señor (a las que se podrían sumar las del ángel a María en la Anunciación) y las del difunto Santo Padre. Es que pareciera haber una mutua relación entre el temor y la fe, entre el abrazar el cristianismo en toda su dimensión o el actuar con miedo hacia el Misterio, entre el seguir los pasos de Cristo y el riesgo físico que ello puede llegar a implicar (como en el caso de los mártires).

            El incomparable Karol Wojtyla, llegó a Roma desde una tierra de sufrimiento y miedo. Baste pensar en una Polonia casi siempre invadida por sus vecinos (Suecia, Rusia, Prusia, etc…) y que luego de la invasión nazi, durante la Segunda Guerra Mundial, que llevó a la persecución y el exterminio de miles de polacos (judíos y cristianos) en los campos de exterminio, fue ocupada por los comunistas y quedó dentro de la “cortina de hierro” soviética, en la que no faltó la persecución al clero y a los creyentes. Además, él mismo provenía de una historia personal de dolor y quizá, de temor. Había perdido a una hermana antes de nacer, a su madre a los nueve años, a su hermano mayor a los doce y a su padre, cuando tenía veinte, quedando huérfano y sin familia en Cracovia (porque el resto de sus familiares vivían en otras localidades).

            Sin embargo, ese sufrimiento y temor, tanto personal como social, no lo había amilanado, sino, todo lo contrario, robustecido en la fe hasta convertirlo en un testigo de Cristo que estaba dispuesto a dar su vida por Él y el Evangelio. Así, durante muchos momentos de su vida religiosa en Polonia, tanto como sacerdote, obispo o cardenal, pese a sentirse vigilado por las autoridades comunistas, no dudó nunca en seguir propagando el Evangelio y en defender los derechos humanos, en especial, el de gozar de libertad religiosa para profesar el culto.

            Luego, siendo Papa, tampoco el sufrimiento ni el temor pudieron detenerlo, aunque fue víctima de varios atentados contra su vida (se calcula que fueron quince), uno de ellos casi mortal (el del 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro). Un ejemplo, sirva para graficar la valentía que se despertaba en el Papa ante las dificultades. Todos los analistas señalan el viaje de marzo de 1983 a Nicaragua, como el más peligroso, ya que los sandinistas en el poder no deseaban su visita y los servicios de inteligencia estaban sobre aviso de un posible atentado. Le pidieron entonces a Juan Pablo II que él y su comitiva utilizaran chaleco antibalas. Él les respondió: “Si alguien del séquito quiere llevar chaleco antibalas es preferible que no me acompañe a esta visita. Estamos en manos de Dios y Él nos protegerá”. Conclusión, viajó sin chaleco y no sólo eso, sino que enfrentó durante una de las misas el acoso de los sandinistas.

            Juan Pablo II no tenía miedo, porque se entregaba a la voluntad de Dios y creía que todo dependía de Él, como afirmaba frecuentemente al repetir un dicho alemán: “Nada sucede por casualidad, todo procede de lo alto”. Con esa fortaleza y entrega radical a Cristo, con su palabra perseverante fue uno de los artífices de la caída del comunismo, tal como afirmara Michael Gorbachov al decir: “Yo no he sido el que ha acabado con el comunismo, sino Juan Pablo II”.

            Sí, entre las muchas virtudes heroicas del difunto Santo Padre, seguramente la valentía ocupe un lugar destacado. Valentía para obrar y para decir, descartando siempre la vía de la violencia y proponiendo el camino del diálogo. Como decía de él, el general Jaruzelski (dictador de Polonia en la época comunista): “Wojtyla era un rompehielos, es decir, un hombre capaz de romper los prejuicios de ambas partes”.

            Vaya pues, en este pequeño homenaje hacia una personalidad que no bastan las miles de páginas escritas sobre él para describirla, un recuerdo sobre aquellas primeras palabras de su Pontificado que nos siguen invitando, en medio de un mundo de dolor y sufrimiento, donde abundan también las situaciones de persecución a la Iglesia y a los cristianos, a que no tengamos miedo de anunciar a Cristo ni de abrirle las puertas de nuestro corazón para que venga y habite dentro.