Login 
Seguime en  Twitter de Jesús Maria Silveyra Facebook de Jesús María Silveyra

14/09/2016.  La señal que inspiró a la Madre Teresa

17/12/2015.  Tiempo de Navidad

16/12/2015.  Maestra del Perdón

08/12/2015.  Tiempo de Misericordia

17/10/2015.  Voto contra la droga

02/10/2015.  Las Cruces de América Latina

11/08/2015.  Salir de la pobreza

31/05/2015.  El Jubileo de la Misericordia

03/04/2015.  La catequesis de la cruz

23/03/2015.  Tiempo de pasión, muerte y resurrección

13/01/2015.  La tragedia de París. ¡Esto no puede ser de Dios!

11/01/2015.  La violencia propagada en nombre de la fe

25/12/2014.  Renovar el corazón

28/11/2014.  El drama de los cristianos perseguidos y las inconcebibles "leyes de blasfemia".

31/10/2014.  El Sínodo de la Familia y los "beneficios del amor"

12/10/2014.  Diálogo con el Islam

30/09/2014.  Promover el Evangelio y no el consumo de narcóticos

18/08/2014.  Sentirse "Nazareno"

27/07/2014.  ¿Cómo viven los cristianos en Siria e Irak?

27/05/2014.  La invitación de Francisco de ir a la periferia

20/04/2014.  San Juan Pablo II

27/03/2014.  El misterio de la Misericordia

17/01/2014.  ¿Cristianos Derrotados?

08/11/2013.  Combatir el narcotráfico es defender la libertad

02/08/2013.  El mensaje de Francisco: entre la transgresión y el lío, una gran diferencia.

11/06/2013.  El pecado de la corrupción

15/04/2013.  El peligroso avance sobre la Justicia

15/03/2013.  Un gran signo de esperanza

02/03/2013.  La necesidad de concordar en una sociedad polarizada

24/12/2012.  En esta Navidad, Belén está cerca.

19/11/2012.  Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe

10/10/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

04/10/2012.  El aborto no punible, el rosario, la kipá y una expresión lamentable.

14/08/2012.  La "copaternidad" igualitaria y los futuros problemas de identidad.

04/07/2012.  Entre luces y sombras, Cristo sigue iluminando a la Iglesia.

13/06/2012.  La crisis de Occidente y la familia

20/04/2012.  El Servicio Voluntario, la mejor defensa del consumidor.

06/04/2012.  Las negaciones de Pedro

20/03/2012.  En caso de duda, a favor de la muerte

14/03/2012.  Los mártires del siglo XXI

09/03/2012.  ¡Justicia!¡Justicia!

07/03/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

28/02/2012.  La droga del cautiverio

27/02/2012.  Teresa de Calcuta: Dios tiene sed del hombre.

27/12/2011.  Un gran desafío en la Argentina: Trabajar por la unidad y el diálogo

24/12/2011.  El recuerdo de Belén

21/12/2011.  Una enciclopedia digital que despierta sospechas

17/11/2011.  ¿De qué rumbo hablan?

02/11/2011.  Apostar por la Vida

30/10/2011.  La Odisea de la Vida

14/10/2011.  ¿Billetera mata Valores?

19/09/2011.  El eclipse de Dios

01/09/2011.  Retirarse. Una oportunidad para volver a conectarse con lo trascendente.

02/07/2011.  Tiempos de impunidad

01/07/2011.  De dioses y de hombres

30/04/2011.  Apóstol de la misericordia

30/04/2011.  Un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad

29/04/2011.  Un testimonio de Misericordia

24/04/2011.  Diálogo en el Gólgota

13/04/2011.  "¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.

10/04/2011.  El tesoro de la Madre Teresa

18/03/2011.  El caso de Asia Bibi

01/03/2011.  El contagio de la libertad

25/12/2010.  El pesebre de Belén

15/12/2010.  Sin política inmigratoria

23/11/2010.  Las mentiras del ministro

23/11/2010.  No repetir errores

02/11/2010.  La capilla ardiente y las profecías

31/08/2010.  El Arca: un signo de esperanza

26/08/2010.  Homenaje a Santiago de Liniers a 200 años de su fusilamiengto

02/08/2010.  El derecho a creer (versión completa)

29/06/2010.  Por qué ir a la marcha del 13 de julio

09/06/2010.  Los mártires de Argelia siguen conmoviendo

16/05/2010.  El derecho a creer (*)

06/05/2010.  Carta abierta a los Senadores

18/04/2010.  ¿Qué país queremos?

29/03/2010.  Vía Crucis

07/02/2010.  El "cirKo" nacional

23/12/2009.  La Declaración de Manhattan

16/12/2009.  El secreto de la Madre Teresa: el llamado de Dios para dedicarse a los pobres

26/11/2009.  "La macetita"

12/11/2009.  Matrimonio entre homosexuales

24/09/2009.  Salir de la pobreza

03/09/2009.  RSE y contenidos de la televisión

18/08/2009.  Votar de otra forma

28/07/2009.  Indeclandia

28/07/2009.  Hacia el voto cibernético

24/06/2009.  A la hora de votar

16/06/2009.  El corazón de la política

15/04/2009.  Hacia un cambio sistémico.

05/03/2009.  El fantasma del fraude.

14/01/2009.  El COMFER sin respuestas

31/12/2008.  Entre la mentira y la verdad

17/12/2008.  Por amor a la vida

26/11/2008.  La hora republicana

08/10/2008.  La Argentina de la esperanza

10/09/2008.  La fuerza de la fe en María

28/07/2008.  Hacia el voto cibernético

11/06/2008.  La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento

14/05/2008.  San Pedro y el fin de un antiguo enigma

31/03/2008.  La violencia engendra más violencia

13/12/2007.  Por el camino del reencuentro

03/01/2007.  Apóstol de Misericordia

01/12/2006.  Dos momentos para la esperanza

30/11/2006.  AICA estubo en la casa de María

10/10/2006.  La hora de la dignidad republicana

24/09/2006.  El escándalo de la pobreza

06/04/2006.  Otro mártir

14/03/2006.  Un viaje a la esperanza

15/03/2005.  Las caras de la libertad

07/01/2005.  Distintos Gemidos

25/12/2004.  Tiempo de Navidad

16/07/2004.  Obligados a crear empleo

06/06/2004.  Asistencialismo versus Promoción

16/03/2004.  Recuerdos del colegio

05/11/2002.  Es momento de Reaccionar

01/10/2002.  Mensajero de la misericordia

11/06/2000.  Tiempo de diálogo entre padres e hijos

La catequesis de la cruz
03/04/2015 - diario La Nación
 
 

Todo el mundo sufre, pero a nadie le gusta hablar del sufrimiento. Como si fuera una mala palabra hablar del sufrimiento, del dolor y la muerte. En realidad, lo que ocurre, a mi modesto entender, es que se ha dejado de lado la esperanza en la sanación y la idea de la resurrección ligada a la vida eterna. Sufrimos, pero no queremos aceptarlo y mucho menos, creer que luego de la muerte puede haber una vida nueva donde: “no habrá más muerte, ni pena, ni queja, ni dolor, porque todo lo de antes pasó”, como nos dice el libro del Apocalipsis (21,4). Hoy en día, hasta se esconde el dolor, quizá, por un falso temor a ser esquivado, rechazado, eludido y marginado. El sufriente se convierte así en un descartado, como si ya no sirviera ni para sí mismo. Y cuando hablamos de sufrimiento y dolor, no sólo nos referimos a enfermedades físicas, sino también a problemas afectivos, psicológicos, espirituales, laborales, sociales, etc…

La pasión, muerte y resurrección de Cristo siguen siendo un camino de enseñanza para el mundo del dolor y el sufrimiento. Nadie lo desea, ni él mismo lo deseó, a tal punto que dijo durante su oración en el Huerto de los Olivos: “Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz”. Sería casi ridículo querer sufrir, contradictorio y hasta masoquista. Pero esto es así, visto desde el punto de vista de la humanidad caída, herida por el pecado y la muerte. Cuando se considera el dolor y el sufrimiento, desde un punto de vista espiritual y trascendente, éste puede ser purificador, liberador y salvífico, como lo fue en el caso del hijo de Dios. Aceptarlo y ofrecerlo, como él mismo agregó en su referida oración: “Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Y la voluntad del Padre fue que debía ser arrestado esa misma noche, entregado por el beso de Judas en medio de la oscuridad, arrastrado hasta el palacio del Sumo Sacerdote, agredido, escupido, insultado, abofeteado, negado por Pedro y más tarde conducido ante Pilatos. La voluntad del Padre era que entregara su vida para la salvación de toda la humanidad, incluso de aquellos que lo azotaron, le colocaron el manto rojo y una corona de espinas y, finalmente, lo crucificaron.

El deseo de dejar de sufrir, es el que lo lleva al Señor a exclamar desde la cruz: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”. Es lógico. Todos los que sufrimos por alguna causa, no queremos vivir el dolor y nos sentimos, generalmente, no queridos, abandonados. Sin embargo, cuando el sufriente se entrega, llega la paz interior, cierto alivio y sosiego. “En tus manos entrego mi espíritu”, exclamó finalmente Jesucristo antes de exhalar el último suspiro en la cruz y decir: “Todo se ha cumplido”. La catequesis de la cruz es muy simple: ante el dolor y el sufrimiento, debemos entregarnos por completo en las manos de Dios. Es una entrega absoluta, que puede llegar hasta “dar la vida”. Esa entrega nos redime del dolor y el sufrimiento, nos sumerge en el interior de nuestra existencia, hasta reconocer nuestra pequeñez humana y exclamar: soy una creatura Señor, ya no deseo sufrir, aparta de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.

La catequesis de la cruz nos conduce indefectiblemente a la Pascua, al passover, al pasar sobre la muerte (como lo hizo en Egipto el ángel del exterminio) y encontrarnos con el alba de domingo, con la piedra removida y el sepulcro vacío, con las mortajas y el sudario doblados, con aquél llanto desconsolado de María Magdalena y el asombro de Juan y de Pedro. “No lloren por el que está vivo”. La catequesis de la cruz nos conduce a la resurrección y al Señor glorificado apareciendo en el Cenáculo en medio de los discípulos, diciéndoles: “¡Shalom! ¡La paz esté con ustedes!”

Por esa razón, si lo que nos toca vivir es “un tiempo para llorar” (como dice el Eclesiastés), porque estamos sufriendo, no perdamos de vista que indefectiblemente vendrá “un tiempo para reír”, un tiempo de gozo y alegría, de resurrección y liberación, que debe alimentar siempre nuestra esperanza contra toda desesperanza. La pasión, muerte y resurrección del Señor, son el mejor camino de aprendizaje. Tratemos de vivirla con intensidad en estos días que nos separan del domingo de Pascua.