Login 
Seguime en  Twitter de Jesús Maria Silveyra Facebook de Jesús María Silveyra

14/09/2016.  La señal que inspiró a la Madre Teresa

17/12/2015.  Tiempo de Navidad

16/12/2015.  Maestra del Perdón

08/12/2015.  Tiempo de Misericordia

17/10/2015.  Voto contra la droga

02/10/2015.  Las Cruces de América Latina

11/08/2015.  Salir de la pobreza

31/05/2015.  El Jubileo de la Misericordia

03/04/2015.  La catequesis de la cruz

23/03/2015.  Tiempo de pasión, muerte y resurrección

13/01/2015.  La tragedia de París. ¡Esto no puede ser de Dios!

11/01/2015.  La violencia propagada en nombre de la fe

25/12/2014.  Renovar el corazón

28/11/2014.  El drama de los cristianos perseguidos y las inconcebibles "leyes de blasfemia".

31/10/2014.  El Sínodo de la Familia y los "beneficios del amor"

12/10/2014.  Diálogo con el Islam

30/09/2014.  Promover el Evangelio y no el consumo de narcóticos

18/08/2014.  Sentirse "Nazareno"

27/07/2014.  ¿Cómo viven los cristianos en Siria e Irak?

27/05/2014.  La invitación de Francisco de ir a la periferia

20/04/2014.  San Juan Pablo II

27/03/2014.  El misterio de la Misericordia

17/01/2014.  ¿Cristianos Derrotados?

08/11/2013.  Combatir el narcotráfico es defender la libertad

02/08/2013.  El mensaje de Francisco: entre la transgresión y el lío, una gran diferencia.

11/06/2013.  El pecado de la corrupción

15/04/2013.  El peligroso avance sobre la Justicia

15/03/2013.  Un gran signo de esperanza

02/03/2013.  La necesidad de concordar en una sociedad polarizada

24/12/2012.  En esta Navidad, Belén está cerca.

19/11/2012.  Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe

10/10/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

04/10/2012.  El aborto no punible, el rosario, la kipá y una expresión lamentable.

14/08/2012.  La "copaternidad" igualitaria y los futuros problemas de identidad.

04/07/2012.  Entre luces y sombras, Cristo sigue iluminando a la Iglesia.

13/06/2012.  La crisis de Occidente y la familia

20/04/2012.  El Servicio Voluntario, la mejor defensa del consumidor.

06/04/2012.  Las negaciones de Pedro

20/03/2012.  En caso de duda, a favor de la muerte

14/03/2012.  Los mártires del siglo XXI

09/03/2012.  ¡Justicia!¡Justicia!

07/03/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

28/02/2012.  La droga del cautiverio

27/02/2012.  Teresa de Calcuta: Dios tiene sed del hombre.

27/12/2011.  Un gran desafío en la Argentina: Trabajar por la unidad y el diálogo

24/12/2011.  El recuerdo de Belén

21/12/2011.  Una enciclopedia digital que despierta sospechas

17/11/2011.  ¿De qué rumbo hablan?

02/11/2011.  Apostar por la Vida

30/10/2011.  La Odisea de la Vida

14/10/2011.  ¿Billetera mata Valores?

19/09/2011.  El eclipse de Dios

01/09/2011.  Retirarse. Una oportunidad para volver a conectarse con lo trascendente.

02/07/2011.  Tiempos de impunidad

01/07/2011.  De dioses y de hombres

30/04/2011.  Apóstol de la misericordia

30/04/2011.  Un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad

29/04/2011.  Un testimonio de Misericordia

24/04/2011.  Diálogo en el Gólgota

13/04/2011.  "¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.

10/04/2011.  El tesoro de la Madre Teresa

18/03/2011.  El caso de Asia Bibi

01/03/2011.  El contagio de la libertad

25/12/2010.  El pesebre de Belén

15/12/2010.  Sin política inmigratoria

23/11/2010.  Las mentiras del ministro

23/11/2010.  No repetir errores

02/11/2010.  La capilla ardiente y las profecías

31/08/2010.  El Arca: un signo de esperanza

26/08/2010.  Homenaje a Santiago de Liniers a 200 años de su fusilamiengto

02/08/2010.  El derecho a creer (versión completa)

29/06/2010.  Por qué ir a la marcha del 13 de julio

09/06/2010.  Los mártires de Argelia siguen conmoviendo

16/05/2010.  El derecho a creer (*)

06/05/2010.  Carta abierta a los Senadores

18/04/2010.  ¿Qué país queremos?

29/03/2010.  Vía Crucis

07/02/2010.  El "cirKo" nacional

23/12/2009.  La Declaración de Manhattan

16/12/2009.  El secreto de la Madre Teresa: el llamado de Dios para dedicarse a los pobres

26/11/2009.  "La macetita"

12/11/2009.  Matrimonio entre homosexuales

24/09/2009.  Salir de la pobreza

03/09/2009.  RSE y contenidos de la televisión

18/08/2009.  Votar de otra forma

28/07/2009.  Indeclandia

28/07/2009.  Hacia el voto cibernético

24/06/2009.  A la hora de votar

16/06/2009.  El corazón de la política

15/04/2009.  Hacia un cambio sistémico.

05/03/2009.  El fantasma del fraude.

14/01/2009.  El COMFER sin respuestas

31/12/2008.  Entre la mentira y la verdad

17/12/2008.  Por amor a la vida

26/11/2008.  La hora republicana

08/10/2008.  La Argentina de la esperanza

10/09/2008.  La fuerza de la fe en María

28/07/2008.  Hacia el voto cibernético

11/06/2008.  La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento

14/05/2008.  San Pedro y el fin de un antiguo enigma

31/03/2008.  La violencia engendra más violencia

13/12/2007.  Por el camino del reencuentro

03/01/2007.  Apóstol de Misericordia

01/12/2006.  Dos momentos para la esperanza

30/11/2006.  AICA estubo en la casa de María

10/10/2006.  La hora de la dignidad republicana

24/09/2006.  El escándalo de la pobreza

06/04/2006.  Otro mártir

14/03/2006.  Un viaje a la esperanza

15/03/2005.  Las caras de la libertad

07/01/2005.  Distintos Gemidos

25/12/2004.  Tiempo de Navidad

16/07/2004.  Obligados a crear empleo

06/06/2004.  Asistencialismo versus Promoción

16/03/2004.  Recuerdos del colegio

05/11/2002.  Es momento de Reaccionar

01/10/2002.  Mensajero de la misericordia

11/06/2000.  Tiempo de diálogo entre padres e hijos

La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento
11/06/2008 - Diario La Nación, reportaje de Carmen María Ramos
 
 

El martirio de Andrea Santoro, el sacerdote que impulsaba el diálogo interreligioso y que fue asesinado por un fanático fundamentalista en Turquía, en 2006, le inspiró a Jesús María Silveyra su más reciente libro, Diálogo con el islam. Allí sostiene que, pese a los fanatismos, hay avances en el diálogo entre cristianos, judíos y musulmanes, y que el entendimiento es posible.

Pero en el plano político local, advierte que ?las relaciones entre el Estado y la Iglesia pasan por uno de los peores momentos que se recuerden?. Y lo atribuye al ?fanatismo de quienes nos gobiernan, que tienen su corazón cerrado a toda posibilidad de diálogo?.

?Lo peligroso de ese fanatismo en el terreno ideológico es que se transforme en un autoritarismo político que convierta el sistema republicano federal en una parodia?, afirmó en una entrevista con LA NACION. Silveyra, de 54 años, señala como hecho positivo que el país no enfrente mayores conflictos religiosos.

Toda la obra literaria de Silveyra aborda la experiencia religiosa. ?Mi mensaje no es otra cosa que mi propia búsqueda de Dios. Si en algo puedo motivar al lector en la suya, bienvenido sea?, dice este licenciado en administración de empresas, porteño, volcado desde hace muchos años a publicar libros de fuerte valor testimonial y a colaborar con distintos medios de comunicación.

Silveyra se graduó en la Universidad de Buenos Aires (UBA), en 1976. Por las temáticas que aborda, Silveyra dice considerarse un escritor a contramano de los tiempos. Es autor de Pedro, la historia jamás contada , Los mártires de Argelia , Los apóstoles y Confesiones de un peregrino a Medjugorje, entre otros libros. R econoce que escribir es su manera de construir, desde el catolicismo, puentes de comprensión, de diálogo y de solidaridad.

-Su reciente investigación sobre el asesinato del sacerdote italiano Andrea Santoro, ¿le permite pensar que es posible el diálogo con el islam?

-Todo diálogo es posible, más allá de los resultados que puedan obtenerse. Quisiera repetir, en este sentido, los dichos de Andrea Santoro: «Diálogo y convivencia no se dan cuando se está de acuerdo con las ideas y las elecciones ajenas, sino cuando se les deja lugar junto a las propias y cuando se intercambia como don el propio patrimonio espiritual».

-¿Cuáles serían los elementos indispensables de un diálogo sincero entre Oriente y Occidente?

-Primero, tener voluntad de dialogar, estar abiertos a la posibilidad de encontrar algún fruto en el otro. Después, sentarse juntos en torno de una mesa. Después, intercambiar identidades, buscando más lo que nos une que lo que nos separa, y tratar de potenciar la unidad.

-¿Qué impresiones recogió usted en su viaje tras los pasos del martirio del padre Andrea Santoro?

-Mis impresiones fueron variadas, y hasta contradictorias, sobre la relación entre cristianismo e islamismo, porque tuve experiencias de tolerancia y de amor, y también de temor y rechazo. Pero los frutos, que son lo que cuenta, fueron alentadores y consolidaron mi fe en el diálogo interreligioso.

-¿Es realmente posible la convivencia entre hombres de religión distinta?

-Claro que sí, cuando se vive lo profundo de la fe de cada uno, sin temor al otro. Yo, siendo católico, cuando escucho el llamado a la oración de los musulmanes me emociono profundamente. Creo que el espíritu de Dios está presente en tales llamados. "Vengan a mí, vuelvan a mí", nos dicen. Lo mismo me ocurre cuando escucho el Shemá Israel.

-¿Por dónde sería posible, a su entender, la reconciliación entre las tres grandes religiones monoteístas?

-Hablando como católico, creo que con el judaísmo se han dado grandes pasos en los últimos tiempos. El hecho de reconocer a los judíos como nuestros hermanos mayores en la fe ha sido significativo, pese a las diferencias que son evidentes en torno de la figura mesiánica y divina de Jesús. En el caso de las relaciones con el islam, se van dando también pasos importantes. Por ejemplo, mucho se ha criticado al papa Benedicto XVI por su discurso de Ratisbona, pero a partir de aquellas desavenencias se produjeron dos hechos fundamentales: el pronunciamiento de un grupo de líderes islámicos en contra de la violencia y la visita del Papa a la Mezquita Azul, donde oró con el mufti de Estambul. Los puentes para acelerar el acercamiento entre catolicismo e islam son el misterio de la Virgen María y el atributo divino de la misericordia, que ambos compartimos.

-Hay quienes, como la periodista Oriana Fallaci, han hablado del filoislamismo de Occidente, del paralelismo entre la Europa de 1938 y la "Eurabia" de hoy y de un nuevo nazi-fascismo, que avanzaría vestido de "nazi-islamismo". ¿Coincide?

-Yo creo que más que pensar en eso, Europa debería mirarse a sí misma y analizar por qué razón avanza el islam en su interior. La falta de reconocimiento de las raíces cristianas en su Constitución, la baja tasa de natalidad en pos de una mayor satisfacción individual, la destrucción de la familia nuclear y el aparente triunfo del racionalismo sobre toda posibilidad de fe o creencia pueden ser algunas de las razones.

-¿En qué estado está hoy el diálogo interreligioso?

-Se está trabajando mucho. En el caso particular de la Iglesia Católica, no sólo por parte del Vaticano, sino de muchos movimientos, como San Egidio, los focolares y otros. El hecho de que hoy nos preocupe la situación de los budistas en el Tíbet no es sólo fruto de la globalización, sino de que en el sufrimiento de ellos vemos reflejada la situación de los católicos en China. Ellos continúan siendo perseguidos por un régimen que, pese al progreso económico obtenido, no deja de ser autoritario.

-¿Cuál es el principal camino para enseñar la convivencia y el pluralismo?

-El camino está, en primer lugar, en el seno de la familia, entre padres e hijos. El camino, sin duda, debe pasar por tener una cierta dosis de humildad. Humildad entendida por hacerse humus, tierra, igualarse con el otro.

-¿Cómo superó la Iglesia Católica el fanatismo de los tiempos de Giordano Bruno o de la Inquisición?

-El papa Juan Pablo II pidió perdón por los errores del pasado y dio muestras de una humildad que nunca debió haber perdido la Iglesia. En el "no he venido a ser servido, sino a servir", del mensaje de Cristo, o, en el "se sube bajando" de la propuesta de San Benito, o en el "Cristo no se bajó de la cruz", del propio Karol Wojtyla en sus últimos años de vejez e impotencia física, siempre hubo ejemplos para evitar permanecer en posiciones extremas.

-¿Cómo deben ser las relaciones entre la Iglesia y el Estado?

- Para mí, debe haber una clara separación entre la Iglesia y el Estado, sin que esto implique desconocer las raíces de la cultura de un país. Sin adentrarme demasiado en el tema político, pienso que las relaciones en la Argentina entre Estado e Iglesia pasan por uno de los peores momentos que se recuerden, debido al fanatismo de quienes nos gobiernan, que tienen su corazón cerrado a toda posibilidad de diálogo y de intercambio de dones con los otros. Lo peligroso de este fanatismo en el terreno ideológico es que se transforme en un autoritarismo político que convierta el sistema representativo republicano federal en una parodia.

-¿Coincide con quienes consideran que la Argentina, aún hoy, es un ejemplo de convivencia interreligiosa y de diálogo entre las religiones?

-Sí, sin duda la Argentina es un ejemplo, pero, a decir verdad, no enfrenta mayores conflictos religiosos. No es lo mismo vivir en la Argentina, donde hace unos años se permitió instalar una mezquita financiada por Arabia Saudita, en Palermo, que vivir en Arabia Saudita, donde no se permite levantar iglesias católicas ni mostrar públicamente una cruz.

-¿Cree que somos un modelo para imitar?

-El espíritu de convivencia viene de los tiempos en que se recibieron las grandes corrientes inmigratorias y puede contribuir al diálogo nacional en otros terrenos, en los que los argentinos parecemos irreconciliables. Si ese mismo espíritu de diálogo se transportara al mundo de la política, tal vez podríamos llegar a ponernos de acuerdo con cuatro o cinco grandes lineamientos de estrategia nacional, sobre los que cimientan las bases de un mejor porvenir.