Login 
Seguime en  Twitter de Jesús Maria Silveyra Facebook de Jesús María Silveyra

14/09/2016.  La señal que inspiró a la Madre Teresa

17/12/2015.  Tiempo de Navidad

16/12/2015.  Maestra del Perdón

08/12/2015.  Tiempo de Misericordia

17/10/2015.  Voto contra la droga

02/10/2015.  Las Cruces de América Latina

11/08/2015.  Salir de la pobreza

31/05/2015.  El Jubileo de la Misericordia

03/04/2015.  La catequesis de la cruz

23/03/2015.  Tiempo de pasión, muerte y resurrección

13/01/2015.  La tragedia de París. ¡Esto no puede ser de Dios!

11/01/2015.  La violencia propagada en nombre de la fe

25/12/2014.  Renovar el corazón

28/11/2014.  El drama de los cristianos perseguidos y las inconcebibles "leyes de blasfemia".

31/10/2014.  El Sínodo de la Familia y los "beneficios del amor"

12/10/2014.  Diálogo con el Islam

30/09/2014.  Promover el Evangelio y no el consumo de narcóticos

18/08/2014.  Sentirse "Nazareno"

27/07/2014.  ¿Cómo viven los cristianos en Siria e Irak?

27/05/2014.  La invitación de Francisco de ir a la periferia

20/04/2014.  San Juan Pablo II

27/03/2014.  El misterio de la Misericordia

17/01/2014.  ¿Cristianos Derrotados?

08/11/2013.  Combatir el narcotráfico es defender la libertad

02/08/2013.  El mensaje de Francisco: entre la transgresión y el lío, una gran diferencia.

11/06/2013.  El pecado de la corrupción

15/04/2013.  El peligroso avance sobre la Justicia

15/03/2013.  Un gran signo de esperanza

02/03/2013.  La necesidad de concordar en una sociedad polarizada

24/12/2012.  En esta Navidad, Belén está cerca.

19/11/2012.  Los desafíos de la Iglesia en el Año de la Fe

10/10/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

04/10/2012.  El aborto no punible, el rosario, la kipá y una expresión lamentable.

14/08/2012.  La "copaternidad" igualitaria y los futuros problemas de identidad.

04/07/2012.  Entre luces y sombras, Cristo sigue iluminando a la Iglesia.

13/06/2012.  La crisis de Occidente y la familia

20/04/2012.  El Servicio Voluntario, la mejor defensa del consumidor.

06/04/2012.  Las negaciones de Pedro

20/03/2012.  En caso de duda, a favor de la muerte

14/03/2012.  Los mártires del siglo XXI

09/03/2012.  ¡Justicia!¡Justicia!

07/03/2012.  “Católicos y evangélicos debemos anunciar juntos a Jesucristo”

28/02/2012.  La droga del cautiverio

27/02/2012.  Teresa de Calcuta: Dios tiene sed del hombre.

27/12/2011.  Un gran desafío en la Argentina: Trabajar por la unidad y el diálogo

24/12/2011.  El recuerdo de Belén

21/12/2011.  Una enciclopedia digital que despierta sospechas

17/11/2011.  ¿De qué rumbo hablan?

02/11/2011.  Apostar por la Vida

30/10/2011.  La Odisea de la Vida

14/10/2011.  ¿Billetera mata Valores?

19/09/2011.  El eclipse de Dios

01/09/2011.  Retirarse. Una oportunidad para volver a conectarse con lo trascendente.

02/07/2011.  Tiempos de impunidad

01/07/2011.  De dioses y de hombres

30/04/2011.  Apóstol de la misericordia

30/04/2011.  Un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad

29/04/2011.  Un testimonio de Misericordia

24/04/2011.  Diálogo en el Gólgota

13/04/2011.  "¡No tengan miedo!", un pedido de Juan Pablo II que sigue vigente.

10/04/2011.  El tesoro de la Madre Teresa

18/03/2011.  El caso de Asia Bibi

01/03/2011.  El contagio de la libertad

25/12/2010.  El pesebre de Belén

15/12/2010.  Sin política inmigratoria

23/11/2010.  Las mentiras del ministro

23/11/2010.  No repetir errores

02/11/2010.  La capilla ardiente y las profecías

31/08/2010.  El Arca: un signo de esperanza

26/08/2010.  Homenaje a Santiago de Liniers a 200 años de su fusilamiengto

02/08/2010.  El derecho a creer (versión completa)

29/06/2010.  Por qué ir a la marcha del 13 de julio

09/06/2010.  Los mártires de Argelia siguen conmoviendo

16/05/2010.  El derecho a creer (*)

06/05/2010.  Carta abierta a los Senadores

18/04/2010.  ¿Qué país queremos?

29/03/2010.  Vía Crucis

07/02/2010.  El "cirKo" nacional

23/12/2009.  La Declaración de Manhattan

16/12/2009.  El secreto de la Madre Teresa: el llamado de Dios para dedicarse a los pobres

26/11/2009.  "La macetita"

12/11/2009.  Matrimonio entre homosexuales

24/09/2009.  Salir de la pobreza

03/09/2009.  RSE y contenidos de la televisión

18/08/2009.  Votar de otra forma

28/07/2009.  Indeclandia

28/07/2009.  Hacia el voto cibernético

24/06/2009.  A la hora de votar

16/06/2009.  El corazón de la política

15/04/2009.  Hacia un cambio sistémico.

05/03/2009.  El fantasma del fraude.

14/01/2009.  El COMFER sin respuestas

31/12/2008.  Entre la mentira y la verdad

17/12/2008.  Por amor a la vida

26/11/2008.  La hora republicana

08/10/2008.  La Argentina de la esperanza

10/09/2008.  La fuerza de la fe en María

28/07/2008.  Hacia el voto cibernético

11/06/2008.  La relación entre la Iglesia y el Estado pasa por su peor momento

14/05/2008.  San Pedro y el fin de un antiguo enigma

31/03/2008.  La violencia engendra más violencia

13/12/2007.  Por el camino del reencuentro

03/01/2007.  Apóstol de Misericordia

01/12/2006.  Dos momentos para la esperanza

30/11/2006.  AICA estubo en la casa de María

10/10/2006.  La hora de la dignidad republicana

24/09/2006.  El escándalo de la pobreza

06/04/2006.  Otro mártir

14/03/2006.  Un viaje a la esperanza

15/03/2005.  Las caras de la libertad

07/01/2005.  Distintos Gemidos

25/12/2004.  Tiempo de Navidad

16/07/2004.  Obligados a crear empleo

06/06/2004.  Asistencialismo versus Promoción

16/03/2004.  Recuerdos del colegio

05/11/2002.  Es momento de Reaccionar

01/10/2002.  Mensajero de la misericordia

11/06/2000.  Tiempo de diálogo entre padres e hijos

La hora republicana
26/11/2008 - Diario La Nueva Provincia, Bahía Blanca y diario Época, de Corrientes
 
 
Una de las enseñanzas que nos debe dejar el conflicto entre el campo y el Gobierno (aún no resuelto), es que existe en el país una división política que va mucho más allá de la que normalmente se conoce en otras naciones como entre derechas e izquierdas, y es la que existe entre republicanos y autócratas. Los primeros, creemos en la necesaria división de poderes para el buen funcionamiento de un Gobierno, tal como enuncia nuestra Constitución Nacional; los segundos, que podrían definirse como seudo democráticos, creen en la necesidad de que el Presidente, una vez que es elegido democrática-mente, concentre la suma del poder público.

Si repasamos un poco la historia argentina nos encontraremos que desde la época de nuestra emancipación nacional a la fecha la situación no ha cambiado demasiado, con excepción de que en los albores de la patria, los autócratas eran criollos de pura cepa, como es el caso de Juan Manuel de Rosas; y hoy en día, provienen de la última gran ola de inmigración, como es el caso de los Kirchner. En el medio, el lector debería poner en un campo u otro, a todos los gobernantes que hemos tenido, reservando un lugar especial para Juan Domingo Perón, quien se movió desde el terreno autocrático de sus primeras dos presidencias, a ser un poco más republicano en la última, motivo por el cual, hoy encontramos un sector que aspira a valores republicanos dentro del peronismo.

Por ello y dadas las características tan particulares de nuestro sistema político, cuyos dos grandes partidos del siglo XX nacieron como movimientos populares que trataron de aglutinar derechas, centros e izquierdas; y teniendo en cuenta los fracasos en conseguir la estabilidad política que permita una sana alternancia (los últimos dos gobiernos radicales debieron irse del poder ante “puebladas” organizadas por sus opositores), debemos aprovechar este momento para reagruparnos con sinceridad entre republicanos y “seudo demócratas” y, quizá, a partir de allí, puedan surgir nuevas formas y estructuras políticas claramente definidas.

En el caso de quienes estamos del lado republicano, tenemos que incluir dentro de nuestros objetivos, los de profundizar la República a través de algunos mecanismos básicos que deben complementarse. En primer lugar, mejorando la representatividad legislativa a través de la eliminación de las listas sábanas, la elección de los diputados por distrito y según la cantidad de habitantes, eliminando el voto obligatorio y estableciendo un sistema de sufragio electrónico con actualización del padrón electoral (propuestas muy conocidas pero que los autócratas se han cuidado de entorpecer y nunca poner en práctica para poder ganar las elecciones). En segundo lugar, debemos impulsar una reforma jurídica que asegure la independencia del Poder Judicial, mediante el replanteo de la composición del Consejo de la Magistratura y la introducción de algunas formas de elección de magistrados por vías más representativas, desterrando para siempre la cooptación de los jueces por parte de los autócratas que, en la práctica, evitan toda sanción presente de los actos de corrupción pública y convierten al antiguo “juicio de residencia” (una vez que los funcionarios dejan el cargo) en la posibilidad remota de que existan premios y castigos que regulen el comportamiento político. En tercer lugar, la implementación de un auténtico federalismo, cimentado en el uso responsable de los recursos, mediante la sanción de la tan postergada ley de coparticipación federal que asegure un sano equilibrio entre representatividad y solidaridad provincial, acompañada de una reforma impositiva que haga recaer tanto el esfuerzo recaudatorio como su beneficio, en las provincias. Por último, la eliminación de toda delegación de facultades que el Poder Legislativo haya concedido al Ejecutivo, apelando a recurrentes leyes de emergencia económica, que impiden el normal desenvolvimiento de la República a partir de una división de poderes clara y efectiva.

En el caso de los que militan del lado “seudo o neodemocrático”, sería bueno que abandonen las tendencias autocráticas y se vuelvan definitivamente demócratas. Para ello, bastaría con que asumieran que la democracia no se agota en el mero acto electoral, que la convivencia social exige el respeto a la Constitución que rige la misma y que para no caer en el unicato y el nepotismo, es conveniente que repitan diariamente el artículo primero de nuestra Carta Magna, donde se habla de que “la Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal”. De tanto repetirlo, quizá se contagien y dejen de declamar “mayor institucionalidad”, poniendo en práctica “mayor constitucionalidad”.

Si bien todo esto, luego del mencionado conflicto, ha quedado bien reflejado en el contexto social y está aún latente en el corazón de buena parte de los argentinos, los republicanos no debemos dormirnos en los laureles, porque sabemos también con qué facilidad se cambia de ánimo en este país y corremos el riesgo de que con el paso del tiempo nos embargue nuevamente la amnesia que sumerge en el olvido lo que no nos animamos a cambiar definitivamente, bien por temor a volver a fracasar en el intento, por la resignación de suponer que no se puede gobernar sin el apoyo de los autócratas o, quizá, por el miedo a encontrarnos con el futuro tantas veces soñado convertido en realidad. En este sentido, el movimiento rural puede jugar un rol político fundamental, actuando como dinamizador de la memoria colectiva.